Planta de General Motors en Brasil recibió certificación Leed

01 de diciembre del 2014

Planta de General Motors en Brasil recibió certificación Leed

La planta de General Motors en Joinville, Brasil, obtuvo la certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Medioambiental). 
Es la primera en la industria automovilística brasileña en tener un sistema fotovoltaico de generación de energía y de ósmosis inversa para la reutilización de agua. La planta ubicada en el estado de Santa Catarina, ubicado al Sur de Brasil, fue construida bajo los requisitos de la norma certificadora con una inversión de 1 billón de reales (513 millones de dólares), e incluye dos plantas, de motores y transmisiones. La planta cuenta con el primer sistema fotovoltaico de generación de energía en la industria automovilística brasileña. La planta recicla el 100% de los residuos industriales (vertedero libre), cuenta con un nuevo tratamiento de los efluvios y cloacas por medio de la filtración de los jardines y reciclaje de agua industrial mediante osmosis inversas, entre otros.

Grace Lieblein, Presidenta de GM do Brasil, ha declarado: “Somos una de las primeras empresas en Brasil para impulsar la innovación ambiental en el espacio de fabricación” y “La sostenibilidad está en el ADN de nuestra compañía y estamos incorporando las características del medio ambiente en nuestras instalaciones desde cero”.

Algunos de sus resultados de eficiencia: Sistema solar genera 350 kilovatios y evitan la emisión de 10,5 toneladas de CO2, el equivalente a la energía consumida por 220 viviendas en Brasil anualmente; La energía solar también se utiliza para calentar 15.000 litros de agua por día, lo que reduce los costos de gas natural evitando 17,6 toneladas de emisiones de CO2 al año; La planta también utiliza la ósmosis inversa - un proceso que empuja el agua a través de un filtro para eliminar partículas - para filtrar el agua de las aguas residuales y luego reciclarla para la descarga de inodoros y usos industriales tales como torres de refrigeración. 
La planta ahorra el equivalente a nueve piscinas olímpicas - 22,9 millones de litros por año. Es la primera aplicación de su tipo en un centro automotriz.

 

volver
loading