Fans de Chevrolet que fueron más allá

01 de diciembre del 2014

Fans de Chevrolet que fueron más allá

En el sótano de Charles Mallon, en vitrinas y en decenas de bolsas se encuentra un total de 2,013 carros y solo uno en su garaje: un LeMans C6 azul del 2005. Un Corvette real es suficiente para Charles Mallon.

Buscar un espacio en el Libro de Guinnes Records mediante tu pasatiempo favorito no es tarea fácil y no es algo que se planea en un sólo día, se necesitan años de amor y dedicación. De hecho este americano amante de los carros deportivos lo logró. En el mes de junio fue certificado por el libro mas importante de records en el mundo: "La colección más grande de recuerdos Chevrolet en el mundo." Su pasión despertó desde muy temprano, cuando tenía tan solo la edad de dos años su madre le dijo que “podía elegir un Corvette entre la multitud, e ir hacia él.”

La Corvette-manía de este americano va más allá que simples juguetes en miniatura, a travès de los años colecciono todo tipo de piezas de Chevrolet: latas y envases de gaseosa, libros, cinturones, posters y cualquier objeto que tuviera el logo del corbatín.

“Empecé mi colección cuando tenía 14,” dice. “Empecé llevando tres modelos, después cinco, y luego pierdes la cuenta. Me gustan los autos de todas las formas y los tamaños, pero a medida que fui creciendo, probablemente fue el diseño y el sonido del Corvette. Es el deportivo americano por excelencia.”

Actualmente tiene 54 años, vive en Pennsylvania, trabaja como consultor en diferentes concesionarios y hasta el día de hoy continúa recolectando cualquier tipo de recuerdo que tenga q ver con Chevrolet. En su sótano se encuentran alrededor de 600 de sus 2,013 ejemplares expuestos en diferentes vitrinas, el resto en bolsas plasticas debidamente organizadas y se rotan periodicamente. Gina, la esposa de Mallon, nunca le vió problema a todo el asunto de los carros. “El sótano es su lugar, su cueva,” dice, “y no es tan malo como suena.”

Mallon integraba un Club de dueños de Corvette, pero por sus hijos y la vida de padre que debía llevar no le fue posible asistir a muchos eventos. Ahora, con sus hijos cerca a la adultez, planea empezar de nuevo este año involucrandose en el Corvette Social Media Scene, una comunidad de más de un millón de fanáticos como él.

Este año Mallon quizo ir más alla, mostrar toda su colección y buscar el reconocimiento mundial. El lugar escogido fue el piso del gimnasio de una escuela cercana a su hogar. Cumplió todos los requisitos pertinentes para poder aplicar para un Record Guiness –“para validar mi locura”- y le dieron el certificado en junio. Mallon dice que se junto con muchos coleccionistas que tienen muchas más miniaturas que él, pero ninguno con tanta cantidad de Corvettes: “Catalogo todos mis modelos en un formulario de Excel, y los separo por color, color interior, color de neumáticos.”

Entre sus favoritos estan los muy valorados Franklin Mint Corvettes y también la colección de autos con los logos de la Liga Nacional de Football (“Todos los equipos excepto los Leones de Detroit… ellos son de Ford”).

volver
loading