El síndrome de los carros viejos en Colombia

03 de diciembre del 2014

El síndrome de los carros viejos en Colombia

Colombia es un país que en los últimos años ha tenido un crecimiento económico notable en diferentes escenarios comerciales, sin embargo, algunos de estos escenarios arrojan datos bastante contradictorios para tal crecimiento, el automotor es uno de ellos. Un estudio realizado por el Centro de Investigación Económica y Social Fedesarrollo reveló que el 55% de los carros en Colombia tienen entre 10, 20 o mas años de estar funcionando.

Datos que son difíciles de explicar debido a las características positivas que han definido el mercado automotor colombiano en los últimos tiempos, como lo son las firmas de tratados de libre comercio en la importación de vehículos, la desvalorización del dólar y el aumento en los últimos años de la clase media colombiana, la cual ha crecido considerablemente (alrededor de cinco millones de personas) “Indiscutiblemente, el sector automotor está creciendo mucho más que la economía en general, y eso se debe al aumento del ingreso per cápita del colombiano y al alza del poder adquisitivo”, indicó el investigador de Fedesarrollo, Mauricio Reina. Sin embargo, la cifra total es todavía muy baja, pues hay 120 vehículos nuevos por cada 1.000 habitantes.

Este grupo de colombianos en ascenso de estratos, sin duda es el que está apalancando el mercado de vehículos en el país (crecimiento de 8,2 % entre el primer mes del año y septiembre), pero sin ser suficiente para que este mercado este actualizado. Según datos de Fedesarrollo el 21,8 % de los cinco millones de carros existentes llegan a los 5 años de edad, el 21,7 % occila entre los 5 y 10 años, otro 8,7 % entre 11 y 15 años de funcionamiento, el 15,5 % ó 700.000 unidades están entre los 16 y 20 años, y para finalizar la cifra más alta, el 32,4 % son carros con más de 20 años de recorrido en las calles.

“Tener carros viejos en Colombia es muy barato pues son los que menos impuestos pagan. Pero, a su vez, tienen mayores efectos negativos, como la contaminación. En otros países han definido que entre más viejo, más contamina, entonces más pagan. En Colombia el esquema está al revés y por eso la gente no sale de su vehículo viejo”, dijo el Presidente de Andemos, Oliverio Enrique García. Andemos. También agregó que los programas de chatarrizacion son muy poco eficientes y no funcionan de la mejor forma.

Tambien se analizó un estudio hecho en 2012, el cual ayudó a desmitificar que tener carro es exclusivo para los estratos altos y que el exceso de carros en las diferentes ciudades es por culpa de los ricos, pues el 75% de los vehículos en funcionamiento están entre los estratos 2,3 y 4. Esto esclarece en cierta medida las cifras analizadas anteriormente. 

 

volver
loading