Chevrolet donó 5.700 balones a Fundación Majocca

17 de julio del 2015

En un esfuerzo conjunto, el organismo One World Play Project y la marca automotriz Chevrolet, donaron 5.700 balones ultra-resistentes, que no se desinflan o necesitan de una bomba para inflarlos, a la Fundación Majocca.

Los mencionados balones beneficiarán a más de 125,000 niños y jóvenes en México, pertenecientes a instituciones deportivas y educativas, así como a diversas organizaciones civiles con operaciones en los estados de Puebla, Jalisco, Hidalgo, Veracruz y Michoacán, entre otros.

Los balones One World Futbol representan un gran avance tecnológico, lo que permite el juego sustentable en cualquier lugar, incluyendo escenarios rocosos, de pasto, playas y los terrenos más difíciles.  La ultra-resistencia de estos balones los hace ideales para ser usados en ambientes hostiles donde las pelotas de fútbol tradicionales se ponchan y destruyen fácilmente.

La Brigada Cheyenne apoyará para la entrega de estos balones en diferentes comunidades, muchas de ellas de difícil acceso.

“Chevrolet continua encontrando nuevos caminos y creando posibilidades para mantener un fuerte lazo con la comunidad y, en esta ocasión, qué mejor que sea a través del deporte.  Gracias a la alianza con One World Play Project, podremos impactar positivamente millones de vidas con el simple poder de un balón ultra-resistente, y con la colaboración de Brigada Cheyenne los balones podrán distribuirse en las comunidades más apartadas de la República Mexicana”, comentó Roberto Lerma, Gerente de Mercadotecnia de Chevrolet Comerciales.

“El juego permite tener esperanza, oportunidad y optimismo en las situaciones más difíciles.  Aun cuando la tecnología del balón es única, la verdadera magia ocurre cuando los niños son empoderados a jugar”, expresó Salvador de Anda, Director de One World Futbol Project para América Latina y el Caribe.

“El balón es un herramienta extraordinaria que libera el potencial humano.  A través de nuestra colaboración con Chevrolet y Fundación Majocca, estamos alcanzando nuestra misión de maximizar el poder del juego y transformar más vidas”, agregó el directivo.

En mayo de 2012, Chevrolet se convirtió en el patrocinador fundador de One World Play Project, para apoyar la donación y distribución de 1.5 millones de balones One World Futbol en todo el mundo.  Las pelotas se utilizan en programas de educación, en los que se transmiten a niños y jóvenes habilidades esenciales para la vida y se fomenta la resolución de conflictos a aquellos que viven en zonas desfavorecidas.

A la fecha, estos balones han llegado a más de 80 países a través de una creciente red global de organizaciones que ayudan a difundir el poder transformador del juego, alcanzando aproximadamente 45 millones de jóvenes en todo el mundo.

volver
loading