Aprende a leer tus llantas

02 de julio del 2015

Muchas veces, cuando nos decidimos a comprar los neumáticos de un vehículo, nuestro criterio suele basarse únicamente en la forma bonita de la llanta, su marca, y el número de rin.

No obstante, en el mercado existen decenas de modelos que no solo se diferencian por sus figuras o tamaños, estos son apenas unos pocos elementos que hay que tener en cuenta; más importante aún es hallar el ancho y la altura de sección correcta, así como su construcción radial, diámetro del rin, índice de carga y rango de velocidad.

Aprender a leer una llanta es un procedimiento muy fácil, además de que el vehículo sabrá agradecérselo, pues encontrar el neumático perfecto asegura eficiencia y durabilidad.

1. TIPO DE LLANTA. Por lo general, la primera letra que se halla en los cauchos nos dicta el tipo de llanta, por ejemplo, la P de pasajero que suele ser la más común. Aun- que también existen otras métricas como LT (camioneta ligera), T (refacción tempo- real), y ST (para remolque especial). Sin embargo, recuerde que algunas marcas prescinden de este elemento.

2. ANCHO DE LA LLANTA. También es conocido como ancho de selección. El número que allí encontramos nace de medir la distancia ancha de la llanta entre un costado y otro. Es representada en milímetros.

3. ALTURA DE LA SECCION. Este número, que se encuentra separado del ancho de la llanta por el símbolo (/), nos indica la relación de altura representada en porcentaje. Mientras más baja sea la relación, la altura del costado será menor, lo que se traduce a mejor desempeño de la llanta en curvas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta condición puede derivar a un manejo menos suave. Esta es la razón por la que los vehículos deportivos calzan neumáticos de este tipo.

4. COSTRUCCIÓN RADIAL. Si usted pensaba que la R que se halla en una llanta significa rin, acaba de perder la materia. Esta R nos indica la construcción interna del neumático, es decir, radial. Casi todas las llantas actuales cuentan con este tipo de construcción. También hay indicadores D para tipo diagonal y B para cinturón.

5. DIÁMETRO DEL RIN. Es la descripción más clara que tenemos, porque nos indica el tamaño del rin que calza nuestro vehículo y siempre está representada en pulgadas.

6. ÍNDICE DE CARGA. Este número nos informa el máximo de capacidad que tiene la llanta para transportar carga, el cual puede variar entre 75 y 105. No obstante, tenga en cuenta que esta cifra no nos indica específicamente un peso, sino un valor asignado en una tabla de índice de carga. Por ejemplo, 97 es igual a 1.609 lb, unos 730 kg. 

7. RANGO DE VELOCIDAD. Nos indica la cifra máxima a la que está certificada una llanta cuando está cargada e inflada correctamente. Mientras la letra esté más cerca del final del alfabeto, mayor será la velocidad que resiste. Por ejemplo, la letra M nos indica un máximo de 130 km/h, mientras que la Y nos marca un tope de 300 km/h.

“Recuerde que todas las llantas, independientemente de la marca, respetarán el modelo en que se dan a conocer sus especificaciones fundamentales.”

 Fuente: Revista Motor 

volver
loading