Alistamiento de vehículos para viaje

01 de diciembre del 2014

Alistamiento de vehículos para viaje

Sí usted tiene pensado realizar un viaje de vacaciones, utilizando su vehículo, es mejor, realizar un proceso de mantenimiento preventivo, para evitar cualquier falla que generar una varada o un daño que opaque sus vacaciones o viaje.

Existen varias reglas fundamentales en la preparación de un vehículo antes de un viaje. Unas son muy generales y las otras específicas. En las generales tenemos:
 
1. Siempre se debe preparar el vehículo sin importar si el viaje es corto o largo. Acuérdese que la confianza es nuestro peor enemigo.
2. Las revisiónes o preparaciones se deben hacer con tiempo. El tiempo mínimo está comprendido entre los 8 y los 15 días. Lo ideal son 30 días.
3. Las revisiones o arreglos no deben ser parciales. Toda actividad en el vehículo debe ser completa. Cualquier sistema en el vehículo no trabaja a medias.

En cuanto a las revisiones especificas, hay dos alternativas que dependen del estado de cada sistema (En buen estado se hacen revisiones mínimas o necesarias. En mal estado la revisión debe ser completa y con paciencia.
 
El siguiente es el listado de las revisiones antes de un viaje:
 
1. En el Sistema de Iluminación:
- Mínimo: Revisión de luces. se debe revisar el funcionamiento de todas las luces, incluidas las interiores. Se debe llevar como repuesto un bombillo de cada clase. (farolas- traseras - direccionales - ect.)

- Completo: Revisión y sí se necesita, en su orden, de la batería, sistema de carga, circuitos de las luces y el funcionamiento de cada una de ellas.
 
2. Los Filtros:
 
- Mínimo: Cambio de filtro de aire y revisión del filtro de combustible. En este último no se hace sacudiéndolo o lavándolo con combustible, sino verificando la diferencia de presión antes y después del filtro.
 
- Completo: Cambio de todos los filtros. No se recomienda soplar el filtro de aire, ya que en la mayoría de los casos, la presión de aire para está labor no debe superar las 50 psi. En gran cantidad de centros automotrices no se utilizan los reguladores de presión a la salida del compresor, por lo que al soplar el filtro, se hace con presión máxima, perforando el filtro. En el caso del filtro de combustible, tenga en cuenta que estos se cambian entre los 80.000 y los 100.000 Kilómetros. Si se encuentra cerca de este kilometraje, mejor cámbielo de una vez.
 
3. Níveles de Líquidos

- Mínimo: Los líquidos que se deben revisar son en su orden.
 
Líquido Refrigerante: se debe medir su nivel  con el motor completamente frío, ya que el líquido refrigerante caliente incrementa el nivel. Al agregar ó completar, en caso de ser necesario, empiece por el radiador y después el deposito de recuperación.
Aceite de Motor: Rellene o agregue el aceite faltante. Tenga en cuenta que la medición debe realizarse con el motor completamente frío y el complemento de aceite que usted agregue no debe nunca superar la línea de máximo de la varilla de comprobación de nivel del carter. El agregarle más aceite puede llevar a daños en el motor o incrementos en el consumo.
Las reglas de relleno son: 1. El vehículo completamente nivelado durante la medició - 2. El aceite debe ser de la misma especificación. (10W- 30 por 10W- 3) - 3. El aceite debe ser de la misma clase. (Mineral por Mineral - Sintético por Sintético, Etc)
 
Aceite de Caja: Las mismas recomendaciones del aceite de motor.
Líquido de Frenos: Revisar y agregar si es necesario. Sí el nivel está por debajo del mínimo, revise los frenos.
 
- Completo:
 
Líquido Refrigerante: Los líquidos refrigerantes, como cualquier líquido, deben ser cambiados, pero tenga en cuenta que el cambio de líquido depende de su calidad. Los líquidos refrigerantes de última generación duran, hoy en día, hasta 4 años.
Aceite de Motor: Cambie el aceite y los más importante cmabie el filtro para el aceite. Esto es importante ya que el filtro siempre de tapa (para eso fue hecho) y al taparse, así sea de forma parcial, se abre una válvula de seguridad, permitiendo el flujo de aceite sin filtrar al interior del motor.
Aceite de Caja: Las mismas recomendaciones del aceite de motor.
Líquido de Frenos: Es obligatorio cambiar el líquido de frenos después de un invierno, debido a la gran absorción de humedad. Pero si cambia el líquido debe hacer un acompleta revisión del sistema de frenos. Exija que le midan el groso d las pastillas o bandas, verificación del estado de los cauchos ó sellos, verificación de fugas y el funcionamiento integrals del sistema. En el caso de los frenos ABS se deben realizar en centros automotrices que cuenten con los equipos adecuados para estos sistemas, ya que por ejemplo, en el cambio o purga del líquido, se requiere de ayudas electrónicas.
 
4. Las Llantas:
 
- Mínimo: Revise su estado físico y ajuste la presión requerida. Todos los vehículos indican en el manual del usuario las libras que deben tener las llantas con baja y alta carga.
 
- Completo: Lleve su vehículo a un centro de alineación, en donde antes de revisar el estado de sus llantas, verificarán el estado de la suspensión, para determinar los cambios necesarios. Verifique la alineación, el funcionamiento de la dirección y por último que le revisen la profundidad de los surcos del labrado de las llantas. Esto para mantener las condiciones de tracción o evitar el deslizamiento sobre el agua.
 
5. Funcionamiento del Motor:
En el motor no existen revisiones mínimas, solo existe la revisión completa de la sincronización, la cual se debe desarrollar de la siguiente manera:
 
- Limpieza de inyectores, carburador o limpieza del sistema de combustible que incluye, limpieza del riel o cuerpo de inyección, limpieza de los filtros de los inyectores (Los inyectores solamente deben ser desmontados en caso de un daño grave)
- Revisión y ajuste del sistema de encendido que puede incluir el cambio de bujías y de la instalación de alta.
- Tenga en cuenta que las bujías de última generación, se cambian ya después de los 35.000 Kilómetros como mínimo, pero también existen bujías de una duración mayor a los 50.000 Kilómetros. No permita el cambio sin la medición o prueba.  En cuanto a los cables, los vehículos con control computarizado, en la mayoría de los casos, los cables pueden durar hasta 80.000 Kilómetros, pero al igual que las bujías, solo la revisión o prueba de los mismos, es la que determina su cambio.
 
- Escaneo o revisión del sistema electrónico del motor. Esta revisión solamente se puede desarrollar con un dispositivo de diagnóstico llamado escáner, con el cual se revisan los datos específicos de cada dispositivo, para deterinar si la señal de los mismos se encuentra fuera de rango. Es bueno tener en cuenta que el hecho de que el motor este funcionando suavemente, no significa que no existan daños, ya que una de las funciones del computador, es adaptar el funcionamiento del motor para mantener la vida del convertidor catalítico.
 
6. Estado del Sistema de Escape:
 
Se deben realizar las siguientes revisiones:
 
- Revisión de fugas en los ductos o empaques.
- Desmonte y limpieza del senso o sensores de oxigeno. La limpieza del sensor solo se puede hacer en seco y el desmonte en frío.
- Estado del convertidor catalítico. La única revisión es la que compruebe que nada este suelto, en su interior, que no obstruya el paso de los gases. Una información errónea que normalmente se escucha, es su cambio o limpieza. No existe a la fecha, de parte de ningún fabricante una fecha de cambio del convertidor. Solamente establecen que el convertidor debe durar lo mismo que el vehículo.

Esa duración que alguna vez ha oído, de más o menos 100.000 Kilómetros, es debido a que el buen funcionamiento del convertidor, depende de la buena sincronización del motor. Un motor mal sincronizado daña el convertidor. Lo que traduce es que la falta de mantenimiento genera el daño del mismo y si se elimina el consumo de combustible se incrementa.
volver
loading